Ho'oponopono y los cambios del 2012

Ho'oponopono y los cambios del 2012

¿Estás listo para el 2012? ¿Cuánta gente te ha hecho preguntas tales como: ¿Qué crees que pasará? ¿Crees que será el fin del mundo? ¿Tienes temor?

Somos tan tercos. Siempre insistimos en preocuparnos por el futuro en vez de disfrutar el presente. Perdemos muchísimas oportunidades y bendiciones quejándonos por el pasado o preocupándonos por el futuro.

Voy a preguntarte algo diferente: ¿has notado que ya estamos en el 2012?

Sí, los cambios ya están aquí y no se están yendo a ningún lado. El primer tsunami fue la crisis económica pero dado que no vimos el agua, no lo advertimos.

Los tsunamis ya empezaron y continuarán. Están viniendo toda clase de tsunamis: sociales, políticos, económicos, emocionales y naturales.

Ahora todo depende de ti y de las elecciones que hagas: ¿seguirás siendo arrogante pensando que tú sabes mejor y haciendo las mismas cosas que solías hacer?

Las viejas formas de hacer y pensar ya son obsoletas. O abres tu mente y tratas de ser más flexible o te irás en uno de los próximos tsunamis. No hay nada de malo en ello. Es sólo tu decisión. Tienes libre elección.

Me pregunto, luego de todo por lo que hemos pasado, ¿no te gustaría quedarte y ver como la Tierra se convierte en un Paraíso una vez más? Yo sé que sí quiero.

¿Recuerdas la historia de la creación que el Dr. Ihaleakalá me contó y que compartí contigo en mi primer libro El Camino más Fácil? Dice así:

Cuando Dios creó la Tierra y puso a Adán y Eva aquí, les dijo que esto era el paraíso y que ellos no debían preocuparse por nada, que Él podría proveerles todo lo que ellos necesitaran. También les dijo que les daría un regalo, la oportunidad de elegir, de tomar sus propias decisiones, que les daría libre albedrio. Entonces, creó el árbol de las manzanas. Les dijo, “Esto se llama ‘pensar’. Ustedes no lo necesitan. Yo les puedo proveer todo. No deben preocuparse, pero pueden elegir si quedarse conmigo o tomar su propio camino”.

Me gustaría aclararles que el problema no fue comer la manzana. El problema fue no hacerse responsable y decir: “lo siento”. Cuando volvió Dios, Adán dijo, “ella me lo hizo hacer”. Así fue como Adán tuvo que salir a buscar su primer trabajo. Tal como lo hizo Adán siempre estamos mordiendo la manzana. Siempre pensamos que sabemos más. No nos damos cuenta que hay otra forma, que existe un camino más fácil.

Ho´oponopono se trata de elegir, no puedes servir a dos Maestros. O sueltas (el camino más fácil) y permites a la Inspiración (Dios/Universo) que te guie o continúas repitiendo viejas memorias y haciéndolo por tu cuenta (el camino más difícil). Solo existen dos posibilidades; eso es todo. O vienes de Inspiración o de tus viejas memorias repitiéndose.

Ho´oponopono se trata de permitir que Dios te guie. Siempre que hagas la limpieza (pedir la ayuda y dar permiso) no necesitas preocuparte por nada. Serás guiado y protegido y permanecerás en la corriente que te colocará en el lugar correcto, en el momento perfecto con las personas correctas.

Todo está en perfecto orden. Sólo suelta tus viejas creencias, opiniones y juicios y permítete fluir con la corriente. Sé más humilde y di “No sé”.

Estos son tiempos asombrosos y apasionantes. Requiere que atravesemos la obscuridad para poder ver la luz. Depende de nosotros que tan fácil o difícil queremos que sea el viaje.

Conviértete en un niño otra vez. Es momento de regresar a CASA (Paraíso), ser nosotros mismos y hacerlo a la manera de Dios en vez de a la nuestra.

La única pregunta entonces es: ¿vas a viajar en primera clase o prefieres nadar? Tú eliges.

 

Leave a Comment or Review

Use the form below to leave your reply...

Designed by Regina Smola