Ho'oponopono, detrás de las cámaras

Ho'oponopono, detrás de las cámaras

Muchos de ustedes expresan su preocupación por la veracidad y calidad de quienes enseñan Ho’oponopono. Muy frecuentemente, me escriben y preguntan si le di permiso a este o a aquel para que enseñe después de que tomó el seminario una sola vez conmigo, y yo les aclaro que tengo permiso para usar el material registrado, pero no tengo permiso para dar permiso de enseñar.

Lo importante, y lo que siempre me piden que siga aclarando mis organizadores de diferentes partes del mundo, es que Ho’oponopono no se enseña sólo a través de las palabras. Y es por eso que, como dice Ihaleakalá: “Parece fácil enseñarlo pero no lo es”. Esta vez en Rumania, gracias a mi interacción con una niña, pude demostrar este concepto de manera práctica y en el momento.  Esto también fue una confirmación excelente para mí, ya que siempre aprendo mucho de los niños que vienen al seminario; los disfruto y me encanta tenerlos allí. Como siempre les digo, a los niños no se les puede engañar.

Esta última vez en  Bucarest, vino al seminario una niña de 5 años con su mamá, que estaba tomando el seminario por segunda vez. La niña le había pedido que la próxima vez la llevara con ella. En varios momentos del seminario, la niña caminaba y se paseaba de un lado al otro frente a mí. Me miraba y observaba mientras yo hablaba y luego me traía unos dibujos muy coloridos y hermosos que ella misma pintaba para mí y donde me escribía que me amaba. La audiencia, por supuesto, era testigo de esto, y todos sonreíamos. En un momento, yo pregunté: “¿Ustedes creen que estoy recibiendo estas cartas de amor por lo que estoy diciendo a través de las palabras? De ninguna manera. Ella puede ver lo que no les digo. ¡Ella puede ver el trabajo (la limpieza) que hago mientras hablo!" De esta manera  comprobé que lo más importante es el trabajo que hacemos entre bambalinas, con nosotros mismos. Es también muy importante la limpieza y la preparación que hacemos antes, durante y después.

Recibimos increíbles beneficios cuando tomamos un seminario de Ho’oponopono con alguien que lo transmite con permiso y, sobre todo, está preparado porque ha tomado muchos seminarios de Ho’oponopono y, especialmente, porque lo ha practicado por mucho tiempo. También es importante que la persona no practique ninguna otra técnica aparte de Ho’oponopono, para estar seguro de que su niño interior no esté confundido y que será capaz de hacer la limpieza en automático. Es importante que esa persona sepa cómo preparar la sala para convertirla en un refugio, para que la sala misma nos ayude a limpiar y nos proteja. Así es, cuando enseñamos Ho’oponopono correctamente y con permiso, recibimos escudos de protección del Universo. Es por eso que la gente suelta allí cosas que le hubiese llevado varias vidas soltar de otro modo. Las bendiciones en estos casos son indescriptibles.

Otra clave de que un seminario o taller de Ho’oponopono se realiza de manera correcta es que, en general, estos seminarios nos dejan un poco cansados, por la cantidad de limpieza que se lleva a cabo durante el entrenamiento. Yo siempre le recuerdo a mi audiencia: “Aunque parezca que estuvieron allí sin hacer nada, en los seminarios se hace mucho trabajo y, por eso, si sienten que al llegar a casa se quieren ir a dormir, adelante, ni lo piensen. Háganle caso a su cuerpo y váyanse a la cama”. Es notable también que las personas que sufren de insomnio, o tienen dificultades para dormir, regresan al otro día y me comentan que hacía mucho tiempo que no dormían tan bien, ¡por tantas horas y sin despertar!

El Dr. Ihaleakalá siempre dice: “Mientras estén en esta sala, estarán totalmente protegidos. Afuera ya depende de ustedes.” Una vez le pregunte que hacían nuestros niños interiores mientras estábamos en el seminario y él me contestó: “Mientras están aquí, sus Unihipilis (niños interiores) se llevan bien, juegan a las cartas, etc. Afuera de aquí, la cosa cambia”.

¡Hay gente que confía tanto en el poder de estos seminarios que los toman en ausencia! ¿Te imaginas? ¡La gente ve los resultados incluso cuando participa en ausencia! Como diría el Dr. Ihaleakalá: “Ellos son inteligentes; saben que lo que se borra de los presentes también se borrará de ellos”. Claro que esto solo es posible cuando el proceso se realiza correctamente y se tiene al Universo allí, protegiendo y preparando todo para que esto suceda.

La Divinidad nos dice: Cuando tú te mueves, “YO” me muevo. Cuando tú das un paso, “YO” doy un paso. Pero cuando tú te estiras, “YO” limpio el camino. Pero ni un minuto antes ni un minuto después”. Es por eso que a veces, antes de comprometernos, las cosas dan miedo. Primero tú necesitas dar ese primer paso, ofrecer ese voto de confianza. Yo sé que da miedo y que por eso buscamos excusas, pero cuando confiamos, ¡el éxito está asegurado!

No te puedes dar ni una idea de las bendiciones que recibes cuando le muestras al Universo que confías.
El seminario es algo que ocurre entre la Divinidad y tú. Es también por esto que si no pagas no lo recibes. El valorarlo y valorarte, que te lo mereces y te lo regalas, inclusive el hecho de estirarte (sentir los miedos y hacerlo igual) si no puedes pagarlo, son diferentes formas de mostrar al Universo que confías.

Como dice el Dr. Hew Len, durante el seminario trabajamos con memorias muy tóxicas. Estoy consciente de que mis peores enemigos vienen a mis seminarios, y lo hacen para darme a mi otra oportunidad de corregir, de reparar. También sé que solo cuando yo limpio es que tú recibes lo que es correcto y perfecto para ti y especialmente la protección. No todos reciben o escuchan lo mismo, ¿lo sabías? Dios no nos trata como ganado. Recibes en base a lo que das. Cada uno de nosotros es único y recibe lo que es correcto y perfecto para sí, pero para eso, la persona que enseña tiene que saber ¡estar en cero y limpiar mientras habla!

Quienes enseñamos, lo hacemos por nosotros. La era del sacrificio se acabó. Si conseguimos que uno de ustedes borre, lo que se borra de ustedes se borra de nosotros. ¡Dicen que enseñamos lo que necesitamos aprender! Yo siempre les digo a mis estudiantes que yo tengo más que borrar que ellos. ¡Por eso estoy en el frente!

Si yo no sé lo que es correcto para mí, ¿cómo puedo saber lo que es correcto para ti? Lo mismo ocurre si me preguntas algo y yo te doy la respuesta incorrecta porque no tengo la práctica de limpiar y reacciono en base a mis memorias en vez de la inspiración. Esto no es bueno ni para mí ni para ti. Todo trae consecuencias.

Todos necesitamos seguir tomando cursos de Ho’oponopono para seguir limpiando y funcionando más en base a la inspiración. Ho’oponopono es un re-entrenamiento y necesitas tomarlo muchas veces y seguir escuchando la información para poder reeducarte y reeducar a tu Unihipili (niño o niña interior).

Te amo,
Mabel

 

Comments

15 Responses to “Ho'oponopono, detrás de las cámaras”
  1. orencio says:

    Gracias Mabel, por estar presente en mis memorias. Recientemente estuve de nuevo en tus talleres de Ho´oponopono en Madrid. Lo maravilloso de este trabajo es que, aunque lo repitamos, siempre borramos cosas diferentes que ni tan siquiera nosotros sabemos lo que se borra. Las bendiciones llegan a cada momento y se forma las situaciones perfectas para que suceda la magia de Ho´oponopono. Gracias por la limpieza, gracias por ser y estar, permitiéndonos abrir el camino para limpiar. Primero debemos aprender a borrar y dar permiso y dejar de pensar que lo debemos transmitir a otros. El trabajo es único para cada uno y eso es lo que debemos hacer. El dinero fluye y llega, os lo aseguro, si realmente es nuestro momento para llegar a cada seminario. Todo es fácil con Ho´oponopono...Gracias.

  2. Oxzalide Nohemih Albarrán says:

    Hola Mabel muchas gracias por tus palabras y es cierto cada ida es una experiencia y aprendizaje hermoso. Aquí en Venezuela te esperamos para este 2012 con los brazos abiertos. De mi parte estoy en contacto con Maritza Moncada para apoyarla como productora para el estado Lara. Las bendiciones llegan a cada momento y se forman las situaciones perfectas para que suceda la magia de Ho´oponopono.
    Bueno con Maritza nos preparamos y permitiéndonos abrir en el camino para limpiar. Primero debemos aprender a borrar y dar permiso. El trabajo es único para cada uno y eso es lo que debemos hacer. El dinero fluye y llega, os lo aseguro, si realmente es nuestro momento para llegar a cada seminario. Todo es fácil con Ho´oponopono... Gracias. Te esperamos en el 2012 y Feliz Navidad

  3. antonia says:

    Hola Mabel,

    Tuve le privilegio de estar en Madrid.

    GRACIAS,GRACIAS,GRACIAS

  4. teresita says:

    Mil gracias por todo lo que compartes... conocerte y estar en tu taller acá en Guadalajara gracias a que me gané un boleto, ha sido una herramienta fundamental que trato de aplicar en mi dìa a dìa.. Sì, han surgido más movimientos internos, más cuestionamientos y un cambio de vida radical... No ha sido fácil.. sin embargo estoy convencida de que La Paz Comienza CONMIGO.... Gracias de nuevo y mil bendiciones más para ti!!

  5. Felicidad says:

    Mabel, muhisimas gracias, es toda una clase este artículo. Estuve en noviembre en Madrid. Amo Ho'oponopono. Estaré en Barcelona en Mayo. Sigo practicando Ho'oponopono todos los dias. Desde el seminario de Madrid he dejado las otras prácticas. Por fin encontré lo que estaba buscando desde mi niñez. Gracias, muchas bendiciones. Felicidad

  6. aminta fuenmayor says:

    VEN A VENEZUELA, LO NECESITAMOS, YO LO NECESITO...LO SIENTO PERDÓNAME, TE AMO GRACIAS

  7. Karina says:

    Gracias! en que fecha viene a Venezuela en el 2013 ?, deseo hacer un seminario de hooponopono con Ud. Gracias.

  8. Maricela says:

    Yo he tomado 3 seminarios y me di cuenta desde el segundo q tome de q tu trabajo gon nosotros Mabel era el de limpiar, espero estar en Gdl este prox marzo 16 y quiero comentar q despues de cada seminario al q he asistido mi persona y mi vida mejoran maravillosamente, encuentto paz, congruencia y felicidad, gracias Mabel te amo

  9. Tania Barrero says:

    Gracias! Te amo. Me ha encantado que hayas aclarado esto. Yo, de hecho estoy queriendo ir a mi primer seminario de Ho'oponopono. El que vas a realizar en España en noviembre y quería apuntarme ya...pero me faltan recursos. Ya lo he puesto en manos de Dios! Y he soltado... mira que resulta difícil no tener expectativas ;) Confío que tomaré el seminario de una forma u otra, no sé si contigo ni cuando, pero sienta muy bien haberselo dejado a Dios y no tener que "preocuparme" por ello. Mientras llega el momento perfecto, practico todos los días y doy gracias por cada oportunidad de limpiar. Es muy emotivo, la verdad. Sólo quería preguntarte/confirmar una cosilla: a veces se me saltan las lágrimas solas, de la emoción, de un profundo arrepentimiento de mis pensamientos erróneos.... y al mismo tiempo sonrio. Eso también es estar limpiando/borrando, verdad?
    Todo mi amor para ti e infinitas bendiciones. Gracias! Te amo.
    Tania.

  10. Patricia says:

    Hola Mabel muchas gracias por estar en mi vida, no sabes como ha cambiado mi vida desde que fui a mi primer seminario en Lima Perú. Yo habia oido hablar del Ho'oponopono y que todo era repetir las 4 palabras, Lo siento Perdóname, gracias y te amo, pero estuve en tu seminario me dí cuenta que no era asi, que era un compromiso mayor con uno mismo y poder tomar el 100% de responsabilidad, no tener espectativas y confiar, asi que desde ahi comencé a borrar y borrar y asumir mi responsabilidad por aquello que está en mi que hace que experimente diferentes situaciones.

    Yo tenía muchos problemas de dinero, ya que me endeudé con un entidad financiera y era deuda grande con mi tarjeta de crédito y no sabía que hacer estaba muy preocupada, hasta me vino gastritis y mucha ansiedad porque la empresa donde yo trabajaba cerró y me quedé sin trabajo, asi que ya te imaginas como estaba, pero gracias a que aprendí a borrar y soltar y sobre todo confiar en Dios y en mi y practicando Hooponopono estoy saliendo de la deuda y como yo vivo con uno de mis hijos tenía terror de que se entere que tenía esa deuda y ya se enteró por un amigo que trabaja en el banco y solo me preguntó como iba con la deuda y yo no lo podía creer y se me han ido las preocupaciones,los miedos, la gastritis y todo lo que hacia que viviera con estres todo el tiempo. Asi que ahora vivo tranquila en paz y feliz porque sé que no estoy sola, además estoy más feliz porque en Julio voy a tomar mi segundo seminario contigo aqui en Lima. Te quiero mucho Mabel y te agradezco infinitamente por toda la ayuda que nos das y por estar en mi camino. Muchos besos y abrazos.

Leave a Comment or Review

Use the form below to leave your reply...

Designed by Regina Smola